Compartir

El peligro a la sombra del confinamiento

Con anterioridad a la pandemia, la violencia contra las mujeres ya encabezaba por si sola una alarma latente. Con la llegada del estado de emergencia y la situación de confinamiento se avivaron las llamas de las tensiones, el estrés, y las incógnitas

Yaima Cabrera (Carlos III, Madrid)
31/01/2021

Esta ponencia que tenéis a continuación fue presentada en el Congreso «Momentos post Pandemia», que :Sobiranies alojó de forma virtual el pasado mes de octubre dentro de su Aula Virtual, y que estaba impulsado por varios grupos de investigación y debate, como CLACSO, Nuestra Praxis, Ruptura, el Salto, ILSA o el propio Instituto :Sobiranies.
Esta ponencia forma parte de una serie que el Institut :Sobiranies ha seleccionado y publicará en las próximas semanas por su interés y valor en el debate asociado a la pandemia y sus consecuencias. También formaran todas ellas parte de un libro en preparación que en breve verá la luz, editado por Ruptura y el Institut :Sobiranies

El COVID19, imponiendo una nueva realidad internacional, se ha extendido sigilosamente desnudando y colapsando las estructuras y los sistemas de cuantos países ha encontrado a su paso. Los últimos meses han retado a lo cotidiano de nuestros días frente a un confinamiento que ha resultado ser un arma de doble filo para algunos sectores de la población. A partir de esta situación, millones de mujeres han visto colapsar el interior de sus casas a la sombra de otras problemáticas de su hogar.

Introducción

El confinamiento ha sido una medida de urgencia ante el desbordamiento que ha ocasionado la pandemia en los últimos meses, pero sus luces no han supuesto la erradicación de sus sombras. Algunos sectores de la población se han visto más vulnerables, existiendo una línea proporcional entre los países que informan sobre su infección y confinamiento y el aumento de las llamadas de ayuda ante la violencia doméstica. La nueva realidad abría nuevas brechas hacia la posibilidad de ejercer e intensificar un comportamiento agresivo y controlador en el hogar.

Con anterioridad a la pandemia, la violencia contra las mujeres ya encabezaba por si sola una alarma latente en todo el mundo a la que aún no se le ponía un freno definitivo. Con la llegada del estado de emergencia y la situación de confinamiento se avivaron las llamas de las tensiones, el estrés, y las incógnitas que creaban los problemas económicos, los de salud y la seguridad. Un gran porcentaje de mujeres se encontraron de la noche a la mañana alejadas de esas vías de recurso y personas con las que hasta el momento hubieran podido contar o acceder. Incluso junto al colapso del sistema sanitario colapsaron otros muchos recursos y servicios debidos a la propia crisis, y entre ellos podemos identificar a las casas y redes de ayuda de la mujer.

Metodología

Se ha llevado a cabo una metodología cuantitativa en el desarrollo de nuestra investigación a través del estudio de documentos, la revisión biográfica y el análisis documental. De igual forma nos apoyamos en el empleo de gráficas y tablas con el objetivo de visualizar la variación que ha experimentado la violencia hacia la mujer durante el confinamiento y la proliferación de iniciativas que han ido surgiendo en todo el mundo. En correspondencia con ello consultamos sitios web y bases de datos entre las que podemos referenciar: ONUMujeres, INE, Observatorio de Género, así como el Boletín Oficial del Estado.

1. Despunte de casos de violencia contra la mujer durante la pandemia

A raíz de esta pandemia hemos estado obligados a regresar al hogar con todo lo que ello implica. Por primera vez, hombres y mujeres, hemos tenido que compartir el mismo espacio por tiempo casi indefinido y sin la certeza de conocer a fondo cómo será el mañana. Esta medida, de carácter internacional, ha destapado un sinfín de problemáticas que quedaban solapadas y a las que no se les daba una merecida atención. Hoy hemos tenido al hombre desprovisto de su anhelado espacio público, teniendo que vivir la realidad que diariamente enfrentan muchas mujeres al fondo del hogar con la carga casi totalitaria de la actividad doméstica y el cuidado de los hijos.

Identifica (CHEYNE, 2020) “También la pandemia ha servido para hacer más reveladora la pobreza y la violencia en nuestros hogares. El aislamiento social que ha constituido la cuarentena ha creado condiciones para que la violencia de género se exacerbe”

El nuevo contexto está produciendo aceleradamente un desbalance entre los espacios públicos y privados, que aun cuando afecta tanto a hombres como a mujeres su calado es diferente en ambos grupos. Las persistencias en las diferencias de roles han construido históricamente creencias prácticas que vinculan el hombre al ámbito público y a la mujer con el privado, y ello en la situación actual va a significar un detonante para conductas violentas hacia la adaptación al confinamiento.

A decir de (ALONSO, 2020)“Es determinante, en suma, tener en cuenta que el hacinamiento es un detonante en los cambios conductuales de las personas y que puede inducir a que se generen actos de violencia intrafamiliar durante una cuarentena y en situaciones de toque de queda”

El confinamiento como medida necesaria de protección frente al COVID19 se ha convertido por otro lado en la nueva cara más fea de la violencia contra la mujer en el mundo. A partir de esta situación se advierte un aumento general de reportes de muertes violentas en mujeres y de llamadas de emergencia por violencia contra la mujer. La nueva situación parece haberse convertido en aliada de los agresores a quienes facilita las circunstancias y en enemiga de los sectores más vulnerables a quienes termina de aislar de ayuda y recursos vitales.

Dubravka Simonovic, relatora especial de la ONU sobre la violencia contra las mujeres expone1: “Es muy probable que las tasas de violencia doméstica aumenten, como ya sugieren los informes iniciales de la Policía y de los teléfonos de emergencia»

Alerta el Departamento de Comunicación Global de la ONU2: “los primeros datos muestran que los teléfonos de asistencia en Singapur y Chipre han registrado un incremento de más del 30% en las llamadas. En Nueva Gales del Sur (Australia), los trabajadores de primera línea comunicaron un 40% más de solicitudes de casos de violencia. En Francia, los casos de maltrato aumentaron un 30% desde el inicio del confinamiento el 17 de marzo. En Argentina, las llamadas de auxilio por violencia doméstica han aumentado un 35% desde el 20 de marzo cuando se inició la cuarentena. En el Reino Unido, las llamadas, los correos electrónicos y las visitas a la página web de Respect, una organización benéfica nacional que lucha contra la violencia de género, han aumentado un 97%, un 185% y un 581% respectivamente”. Expone (RUIZ-PÉREZ & PASTOR-MORENO, 2020) “En España, las llamadas al 016 han aumentado un 10,5% y las consultas on-line un 182,93% con respecto al mes de marzo del año anterior. No es posible prevenir la violencia de género de manera integral sin considerar el aumento del desempleo, la temporalidad y la inestabilidad laboral, la dependencia económica o la sobrecarga de tareas reproductivas, entre otros elementos que la facilitan”

2. Iniciativas de actuación frente a la violencia contra la mujer durante la pandemia

Aceleradamente los gobiernos, las organizaciones y todos los organismos en sentido general, tuvieron que hacer frente al colapso que arrastraba la situación de pandemia y a las problemáticas que con su paso destapaba y agudizaba. Se imponía con carácter urgente un cambio en la forma de actuación y comunicación frente a la violencia contra la mujer a partir del nuevo contexto. Por ello, organismos internacionales como la OMS, FMI, OCDE o la OIT, además de la ONU alertan e insisten en la integración transversal de la perspectiva de género en todas las políticas, programas o medidas para combatir el COVID-19.

Como se señaló en la ONU3: “el coronavirus golpea tres veces a las mujeres, por la salud, por la violencia doméstica y por cuidar a otros” “para muchas mujeres, las medidas de emergencia necesarias para luchar contra el COVID-19 han aumentado su carga con respecto al trabajo doméstico y el cuidado de niños, parientes ancianos y familiares enfermos”.

Unido a ello, nos enfrentamos a la realidad de que en un contexto tan colapsado como el actual, los gobiernos de los diferentes países se verán forzados a tomar decisiones urgentes que pueden poner los intereses económicos por delante de otras problemáticas.

No es un secreto la existencia de una tendencia que fomenta los recortes en el orden social frente a las crisis económicas. Decisiones que por ende se traducen en mayores afectaciones para los segmentos de la población que componen los grupos vulnerables, en el aumento de las desigualdades, y en los recortes en ayudas sociales.

Apunta (Cardín, 2020)“La crisis abierta, que marca nuevas urgencias y establecerá nuevas prioridades, dificultará que la igualdad tenga un lugar propio en las agendas internacionales, además de las nacionales. En un contexto de erosión de los derechos y libertades de las mujeres, el compromiso en esta materia para 2030 podría, como ha ocurrido en crisis anteriores, ser relegado y caer en el orden de prioridades. Las políticas públicas de promoción de la igualdad de género han sufrido, de manera reiterada, su debilitamiento, cuando no su abandono, en momentos de crisis económica”

Organizaciones como la CEPAL proyectaron la observancia y puesta en marcha de un grupo de medidas con ópticas de género entre las que vamos a citar4: la necesidad de datos desagregados por sexo que indique carga de atención diferencial e incidencia de violencia doméstica y abuso sexual; asegurar el análisis de género y la experiencia en género como parte de los equipos de respuesta y grupos de trabajo a nivel nacional y regional; asegurar que los planes de protección social y los esquemas económicos de emergencia, incluso para la estabilización económica y la recuperación, tengan en cuenta a las mujeres que realizan atención no remunerada; asegurarse de que se establezcan servicios especiales para prevenir y responder a la violencia de género, como líneas directas especiales, unidades policiales y nuevos protocolos para refugios; y, apoyo a las organizaciones de mujeres en primera línea y asegurar el liderazgo y la participación de las mujeres en los planes de respuesta a corto y largo plazo.

ONU Mujeres5, por su parte, insta a la adopción de medidas que eviten la agudización de la desigualdad entre hombres y mujeres: prestar atención a lo que ocurre en los hogares y potenciar el reparto equitativo de la carga de cuidados y de tareas domésticas entre mujeres y hombres; erradicar estereotipos y roles de género, tan arraigados en la mayoría de los hogares de todo el mundo; también propone unirse a la campaña #HeForShe, que pide la participación de los hombres en los cuidados y las tareas del hogar, para que no recaigan de forma desproporcionada en las mujeres; exige además una implicación pública para proveer más servicios y recursos de apoyo, para alcanzar una organización social más justa de los cuidados; pide incluir a las mujeres en los espacios de toma de decisiones de las políticas nacionales y mundiales, considerando las situaciones de desigualdad que influyen en la vulnerabilidad diferencial frente a la infección y sus consecuencias por la sobrecarga de situaciones familiares que sufren las mujeres.

El Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPD) también alertó desde el mes de marzo sobre el ascenso de la violencia de género durante el confinamiento. Desde diferentes latitudes se difunde información acerca de líneas rápidas de atención, teléfonos para ayuda psicológica y asesoramiento legal, ampliación de los cupos en los refugios de acogida. A la vez, las organizaciones feministas gestionan sus propias iniciativas, algunas con el debido respaldo estatal y otras como alternativa a la desidia de los gobiernos.

A raíz de ello, diferentes países en todo el mundo impulsaron algunas campañas con el objetivo de intentar ofrecer nuevas herramientas a las mujeres en el marco en que se está viviendo. En este nuevo contexto internacional destacan algunas iniciativas entre las que citamos las contenidas en la Tabla No.1 “Iniciativas Contexto Internacional”:

Tabla No.1 “Iniciativas Contexto Internacional

PAÍSESINICIATIVASENLACES
CanadáSignal For Help (Señal de Socorro), es una iniciativa global online para ayudar a las mujeres que sufren violencia de género, promovida por las organizaciones Canadian Women’s Foundation y Womens Funding Network. Se realiza ocultando el pulgar en la palma de la mano durante la vídeo llamada, para alertar sin dejar rastro, a los y las interlocutoras de que se necesita ayuda, y que estas personas contacten con los servicios de emergencia.http://bbpp
.observatorio
violencia.org/
proyecto/signal-for-help/
CubaLa plataforma digital “Yo sí te creo”, que agrupa a activistas y especialistas contra la violencia de género, activó ante la COVID-19 una línea telefónica que brinda consejería psicológica, asesoramiento legal y acompañamiento a las víctimas. La plataforma ha desarrollado un protocolo de acompañamiento a mujeres en situación de violencia durante las medidas de confinamiento, que aporta líneas de acción vitales para que cualquier persona que viva o tenga conocimiento de hechos de este tipo pueda reconocer la violencia, actuar ante ella y solicitar la intervención de las especialistas de Yo sí te creo, cuando sea necesariohttps://www.periodismo
debarrio.org/2020/04/
violencia-contra-las-mujeres-en-cuba-como-luchar-
contra-la-otra-pandemia/


https://www.face
book.com/
yositecreoCuba/
Costa RicaSe habilitaron una serie de números telefónicos, así como la dirección de correo electrónico cio@inamu.go.cr para que las mujeres que lo requieran soliciten ayuda.
Se han destinado a una serie de profesionales, entre ellas, abogadas, trabajadoras sociales y psicólogas (cerca de 50 funcionarias), que aun cuando no pueden atender de forma presencial, están disponibles para reforzar los servicios de atención telefónica
https://revistasumma.com/
lanzan-frena-la-curva-
costa-rica-una-iniciativa-
ciudadana-frente-
a-la-problematica-
del-coronavirus/
PerúCampaña “Mascarillas Violetas” cuyo mensaje promovía el apoyo y la solidaridad hacia quienes luchan contra la violencia de género en el país.
-“Cartilla de orientación para casos de violencia hacia las mujeres e integrantes del grupo familiar durante el Covid-19”.
-Apertura de canales de asistencia psicológica que no existían o, en caso de existir, se han reforzado incrementado el personal psicológico en los
https://www.pe.
undp.org/content
/peru/es/home/
presscenter/articles/
2020/masca rillas-violeta.html


http://www.mimp.gob.
pe/files/cartilla-pnud-victimas-covid-19.pdf
http://derechos
humanos.pe/2020
/04/enfrentemos-las-pandemias-del-covid-19-y-de-la-violencia-contra-las-mujeres/
ArgentinaSe incorporó el mail linea144@mingeneros.gob.ar y la opción de bajar la App gratuita 144, previendo el riesgo que significa en este contexto la opción de llamada telefónica.
Spotlight Argentina está apoyando al Gobierno nacional y los Gobiernos de las provincias en el fortalecimiento de los servicios de atención y seguimiento de la violencia hacia las mujeres, niños, niñas y adolescentes.
-“Puertas adentro” es una interpelación a las personas que pueden ayudar, contener o brindar información a víctimas de la violencia para que se pongan en contacto con la Línea 144
https://news.un.
org/es/story/
2020/04/1473082


https://lac.unwomen
.org/es/noticias-y-
eventos/articulos/2019
/3/lanzamiento-spotlight-argentina
ItaliaNúmero 1522, un centro anti-acoso activado por la presidencia del concejo y gestionado por el Teléfono Rosa, para ofrecer ayuda a quienes más lo necesiten en este período
En lugar de que el sobreviviente tenga que abandonar la casa de un abusador, los fiscales han dictaminado que en situaciones de violencia doméstica el perpetrador debe abandonar el hogar familiar
https://www.repubblica
.it/politica/2020/03/24
/news/coronavirus_
violenza_domestica_
bonetti-252152524/
FranciaLas mujeres que sean objeto de violencia de género durante el periodo de confinamiento en Francia podrán dar la alerta en farmacias y centros comerciales para permitir así escapar al cerco de sus maltratadores en un momento en que resulta más difícil.https://www.20minutos
.es/noticia/4209049
/0/francesas-maltrato-alarma-centros-comerciales/
Reino UnidoLa policía ha reclutado a trabajadores postales y conductores de entregas en busca de signos de abuso. Una aplicación popular llamada «Cielo Brillante» proporciona apoyo e información a los sobrevivientes, pero puede ser disfrazado para las personas preocupadas por los socios que revisan sus teléfonos.
La organización Women’s Aid, que gestiona centros de acogida y servicios de ayuda a las víctimas de violencia machista a través de una red de asociaciones en todo el país, ha constatado cómo el confinamiento aumenta el riesgo de agresión física y emocional.
https://eldiariofeminista.
info/2020/04/22/
womens-aid-lanza-el-centro-de-recursos
-covid-19-para-supervivientes-de-violencia-domestica/
ChinaActiva: Lineamientos para la consulta y respuesta para víctimas de violencia doméstica durante la epidemia. Centro de Servicios de Desarrollo Comunitario y Familiar de Yuanzhong 15 de febrero.
El hashtag #AntiDomesticViolenceDuring- Epidemic ha despegado como parte de la promoción con enlaces a recursos en línea ayudando a romper el silencio y exponer la violencia como un riesgo durante el encierro.
https://mp.weixin.
qq.com/s/
qSp14zOcFHLgi
CMKxsXQTQ
SuráfricaSe está asignando apoyo para acelerar la prestación de servicios a nivel de comunidad para las supervivientes de la violencia de género, con un enfoque específico en la mujer en la economía informal, así como en las niñas y mujeres jóvenes afectadas por el VIH y el SIDA.
Fuente: Elaboración propia a partir de datos web de ONU Mujeres, Observatorio de Género, y algunas organizaciones nacionales.

3. España y su actuación contra la violencia de género ante la crisis del Coronavirus

España no ha sido la excepción. Una vez declarado a través del Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el covid-196, se ha experimentado un aumento de la violencia de género en el país. En poco tiempo el mundo se vio sumergido en una pandemia internacional donde era imprescindible decretar un estado de alarma en el país. A razón de ello, se convirtió en prioridad la regulación de las medidas de confinamiento restringiendo la movilidad de la población y la actividad económica que incluso serian prorrogadas debido a la persistencia y gravedad de la situación. El nuevo contexto también significó una dificultad en el acceso a los mecanismos de ayuda tradicionales y la existencia de una mayor exposición a sufrir actos violentos en el propio hogar a raíz del confinamiento.

Explica (RIVERA & ALCÓN, 2020) “… las víctimas tienen mucho más difícil de lo habitual poder huir ante los brotes de violencia, pedir ayuda saliendo del domicilio o llamando por teléfono, acceder a las órdenes de protección, denunciar los actos violentos, acudir a los centros de atención primaria, acudir a los servicios sociales, a la familia y amigos”

En el caso Español se han implementado una serie de iniciativas con diferentes perfiles que intentan enfrentar los nuevos repuntes de violencia contra la mujer que se han agudizado en el país a partir del estado de cuarentena. En relación con ello exponemos una serie de medidas a través de la Gráfica No.1 “Iniciativa Española contra la violencia hacia la Mujer en confinamiento”

Fuente: Elaboración propia a partir de la información de la web oficial del Ministerio de Igualdad.

Como se muestra en la gráfica anterior, comenzaron a desarrollarse un grupo de medidas e iniciativas que tenían por objeto ofrecer un mecanismo de respuesta alternativo y coherente con las características del momento que se está viviendo. En correspondencia con ello a lo ancho y largo del país fueron surgiendo iniciativas que comenzaron a aplicarse en el territorio con la intención de ayudar a la población.

Acertadamente se llevó el foco de atención hacia los espacios que durante el periodo de cuarentena estarían enfrentando directamente la situación, lo que permitió convertirlos en herramientas idóneas de actuación. En ello se basa la iniciativa “mascarilla-19” promovida por los Colegios Oficiales de Farmacéuticos de Canarias quienes crearon un canal mediante el cual las mujeres pudieran pedir ayuda a través de las farmacias7. Con esta petición el personal sabría que estás sufriendo malos tratos o agresión sexual y automáticamente llamarían al 112.

También desde las universidades, llegaron propuestas novedosas que ofrecían una oportunidad de ayuda a las mujeres como grupo vulnerable durante la pandemia. Destacando en este espacio el lanzamiento de SOTERIA, que fue elaborado por un grupo interdisciplinario de profesoras quienes crearon un plan de seguridad individualizado para víctimas de violencia de género en situación de confinamiento8. Su objetivo consiste en proporcionar a las víctimas herramientas para disminuir el riesgo durante el confinamiento y trabajar paralelamente en la implicación de la sociedad con mayor énfasis en el vecindario. Por tanto, ofrece como solución un plan de autoprotección automatizado de escape en una comunidad que tiene interiorizada como actuar.

Igualmente mediante la implementación de un botón SOS en la aplicación de la policía nacional y la guardia civil, AlertCops, las víctimas de violencia de género y el personal sanitario pueden enviar una señal de alerta al centro más cercano. La aplicación de móvil AlertCops es un servicio gratuito que permite enviar una alarma con geolocalización a la policía en caso de agresión9 para comunicar un hecho del que se es víctima o testigo. Habilita un chat directo tipo WhatsApp con el centro de atención de Policía Nacional o Guardia Civil más cercano al usuario y permite remitir fotos o videos de la situación y recibir ayuda. Adicionalmente, grabará 10 segundos de audio y lo enviará también como anexo a la alerta para que los efectivos policiales puedan valorar la gravedad de la situación

El Ministerio de Igualdad también lanzó una campaña contra la violencia machista en marzo: «Estamos contigo. La violencia de género la paramos unidas». Esta acción da a conocer a las víctimas los servicios disponibles durante el estado de alarma y pide a la sociedad que se implique en su protección. La campaña aboga por despertar la conciencia pública acerca de que la violencia de género no es un problema privado y que incumbe a toda la sociedad. Posteriormente lanza la campaña «Seguimos aquí, estamos contigo. La violencia machista la paramos unidas». El objetivo es transmitir que los servicios de atención a las víctimas siguen funcionando y que las mujeres pueden salir a la calle en una situación de emergencia, independientemente de las fases de desescalada en la que se encuentren.

El Ministerio de Igualdad publicó la “Guía de actuación para las mujeres que estén sufriendo violencia de género en situación de permanencia domiciliaria derivada del estado de alarma por covid-19”10. El documento diferencia entre: situaciones de asistencia general; en caso de vivir con el agresor; si no viven con el agresor y/o si tienen hijas, hijos, en común. A modo general ofrece un grupo de orientaciones para responder más adecuadamente ante una situación de violencia, en estas nuevas condiciones, y tener mayores posibilidades de ponerse a salvo.

El Real Decreto-ley 12/2020, de 31 de marzo, de medidas urgentes en materia de protección y asistencia a las víctimas de violencia de género nace con la intención de ampliar y reforzar los servicios de acogida a las víctimas de violencia de género11. Entre sus propuestas incluye la posibilidad de alojarse en hoteles, como alternativa segura para mujeres en caso de falta de disponibilidad de los servicios de acogida. Esta protección alcanza como colectivo especialmente vulnerable a las mujeres víctimas de explotación sexual y trata con fines de explotación sexual, y ello responde a un reclamo de mayor atención formulado por los colectivos de mujeres.

Conclusiones

  • Se ha identificado una proporcionalidad entre los países que entran en la fase de confinamiento y el aumento de los reportes de muertes violentas y de las llamadas de emergencia por violencia en el hogar.
  • Junto al sistema de salud han colapsado otros servicios y mecanismos de ayuda recrudeciendo para las víctimas de violencia sus condiciones precarias y dificultando su auxilio
  • En el contexto internacional, ante el aumento de la violencia contra la mujer han aflorado iniciativas de ayuda entre las que destacan: (Signal for help/señal de socorro; la plataforma digital “yo sí te creo”; campaña “mascarillas violetas”; apertura de canales de asistencia psicológica; la propuesta “puertas adentro”; y la aplicación «cielo brillante»); entre otras.
  • España no ha sido la excepción de la regla por lo que destaca la puesta en práctica de un grupo de alternativas encaminadas a enfrentar la violencia de género en el nuevo contexto: “mascarilla-19” promovida por los Colegios Oficiales de Farmacéuticos de Canarias; el lanzamiento de SOTERIA elaborado por un grupo interdisciplinario de profesoras que crearon un plan de seguridad individualizado para víctimas de violencia de género en situación de confinamiento; la implementación de un botón SOS en la aplicación de la policía nacional y la guardia civil, AlertCops; el Ministerio de Igualdad también lanzó las campaña contra la violencia machista: «estamos contigo. La violencia de género la paramos unidas» y posteriormente «seguimos aquí, estamos contigo. La violencia machista la paramos unidas», y publicó la “guía de actuación para las mujeres que estén sufriendo violencia de género en situación de permanencia domiciliaria derivada del estado de alarma por covid-19”; y se aprueba el Real Decreto-ley 12/2020, de 31 de marzo, de medidas urgentes en materia de protección y asistencia a las víctimas de violencia de género con la intención de ampliar y reforzar los servicios de acogida a las víctimas de violencia de género.

Referencias

1Declaración, Ginebra (27 de marzo de 2020), disponible en: https://www.ohchr.org/EN/NewsEvents/Pages/DisplayNews.aspx?NewsID=25749&LangID=E

2 Departamento de Comunicación Global de las Naciones Unidas, disponible en: https://www.un.org/es/coronavirus/articles/un-supporting-trapped-domestic-violence-victims-during covid-19-pandemic

3Noticias ONU. Disponible en: https://news.un.org/es/story/2020/03/1471872

4 Coyuntura, escenarios y proyecciones hacia 2030 ante la presente crisis de covid-19, Comisión Económica  para América Latina y el Caribe (CEPAL). Ejemplos de medidas: género. Disponible en:  http://www.cietalbidt.com/archivos/informe/alicia%20barcena%20cepal%20-%20ppt%20impacto%20covid-19%20en%20alc%20-%203-abr-2020.pdf.pdf

5 Covid-19 en América Latina y el Caribe: cómo incorporar a las mujeres y la igualdad de género en la  gestión de la respuesta a la crisis. Disponible en: https://www2.unwomen.org/-

6 Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el covid-19. Publicado en: BOE núm. 67, de 14 de marzo de 2020, y disponible en https://www.boe.es/diario_boe/txt.php?id=boe-a-2020-3692

7 Dado el interés mostrado a la campaña “Mascarilla-19”, el Instituto Canario de la Igualdad puso a disposición la información y los archivos necesarios para que puedan ponerla en práctica en aquellas comunidades autónomas que así lo deseen. Disponible en: https://www.gobiernodecanarias.org/icigualdad/comunicacion/comunicacion_institucional/campanas_vg/mascarilla19/

8 SOTERIA, plan seguridad individualizado víctimas de violencia de violencia de género en situación de confinamiento. Https://www.youtube.com/watch?v=t-mzqkermqa&feature=youtu.be 9 Botón SOS sanitario. Referencias de uso e instalación disponible en: http://www.interior.gob.es/documents/10180/11723804/bot%c3%b3n+sos_sanitarios.pdf/53bb65ca-bab8-4b5b-a7cd-fcb6e208fb9b

10 Guía de actuación para las mujeres que estén sufriendo violencia de género en situación de permanencia domiciliaria derivada del estado de alarma por covid-19. Disponible en: https://violenciagenero.igualdad.gob.es/informacionutil/covid19/guiavictimasvgcovid19.pdf 11 Real Decreto-Ley 12/2020, de 31 de marzo, de medidas urgentes en materia de protección y asistencia a las víctimas de violencia de género. Publicado en: BOE núm. 91, de 1 de abril de 2020, disponible en: https://www.boe.es/diario_boe/txt.php?id=boe-a-2020-4209

Bibliografía

  • ALONSO, R. C. (2020). Las desigualdades de género en el centro de la solución a la pandemia de la COVID-19 y sus crisis en América Latina y el Caribe. Análisis Carolina, no 20, 1-14.
  • Cardín, M. S. (2020). La crisis del COVID-19 y sus impactos en la igualdad de género. El Real Instituto Elcano.
  • CHEYNE, D. (2020). Una reflexión feminista sobre la pandemia del Covid-19. Comité de Género de la Universidad Luterana Salvadoreña.
  • RIVERA, M. T., & ALCÓN, E. M. (2020). Territorios vulnerables a la violencia de género en tiempos de confinamiento. SERIE DOCUMENTOS DE TRABAJO IAES 05/2020, 42.
  • RUIZ-PÉREZ, I., & PASTOR-MORENO. (2020). Medidas de contención de la violencia de género durante la pandemia de COVID-19. Gaceta Sanitaria, 1-6.

Legislación normativa

  • Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el estado de alarma para  la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el covid-19. Publicado en:  BOE núm. 67, de 14 de marzo de 2020, y Disponible en  https://www.boe.es/diario_boe/txt.php?id=BOE-A-2020-3692 
  • Real Decreto-Ley 12/2020, de 31 de marzo, de medidas urgentes en materia de  protección y asistencia a las víctimas de violencia de género. Publicado en: BOE núm.  91, de 1 de abril de 2020, disponible en: https://www.boe.es/diario_boe/txt.php?id=BOE A-2020-4209

Interacciones con los lectores

Newsletter

Responsable: Associació Institut Teoria i Praxi. NIF G-67544767. C. Rocafort 242 bis, 2º de 08029-Barcelona. Email: info@sobiranies.cat. Finalidad: Tramitar peticiones de los usuarios. Informar sobre el contenido de la página. Comercializar bienes y servicios. Legitimación: Propio consentimiento del usuario. Destinatarios: Associació Institut Teoria i Praxi y proveedores legitimados externos necesarios para el desarrollo de la actividad. Derechos: Acceder, Rectificar, suprimir y otros establecidos en la política de privacidad. Contactando con info@sobiranies.cat. Información adicional: Aquí se puede acceder a la política de privacidad.