Compartir

ETA y nosotros. Historia de un periodismo (nada) inocente

El nuevo libro de Antoni Batista representa un merecido reconocimiento al autor, en su larga trayectoria analítica del conflicto vasco.

11/12/2020

Antoni Batista, ETA i nosaltres (ETA y nosotros), Barcelona, Ed. Pòrtic, 2020

Últimamente tenemos buena cosecha de libros en catalán sobre política, con una repercusión en prensa y crítica que no deja de ser una buena noticia. Uno de los que destaca es el nuevo Libro de Antoni Batista, que más allá de la oportunidad en la salida – 20 años del asesinato de Ernest Lluch- representa un merecido reconocimiento al autor, en su larga trayectoria analítica del conflicto vasco. ETA y Nosotros es su último libro – no el último, nos hace falta todavía una radiografía extensa del mundo del PNV!- de los diez que ha escrito el autor sobre el País Vasco a través de los contactos y episodios recopilados por Batista a lo largo de su trayectoria. La elección y descripción de los protagonistas del libro – Josu Urrutikoetxea, Robert Manrique, Rosa Lluch, Ramón Etxezarreta, Eva Forest, Pasqual Maragall, y un larguísimo etcétera de nombres – con alguna sorpresa- ya nos indica la mirada poliédrica del autor, con el añadido de situar Cataluña como variable dependiente del caso vasco. Si pudiéramos reducir la producción del autor en una película, ETA y Nosotros sería el “making-off”, los créditos, las localizaciones, los protagonistas principales y secundarios, la escenografía, y evidentemente, la banda sonora. No hay que decir más: leedlo, después de comprarlo en una librería de barrio, ciudad o pueblo. Merece mucho la pena.

Si pudiéramos reducir la producción del autor en una película, ETA y Nosotros sería el “making-off”,

De hecho, la amplia y sorprendente difusión del libro –no es habitual, desgraciadamente- nos habla tanto o más del reconocimiento al autor que del libro en cuestión. El Antropólogo Inocente, de Nigel Barley, es toda una referencia por quien se quiera dedicar a la etnografía desde una metodología de observador participante. Irónico, divertido y penetrante, en el libro se describe la experiencia de mezclarse en una cultura y sociedad que no es la propia para retratar los usos y costumbres. Y nos viene a decir un par de cosas: que para poder explicar primero tienes que conocer en profundidad; y que, para conseguirlo, hace falta que formes parte del paisaje cotidiano de aquello observado, de tal manera que incluso te conviertas en invisible en los ojos de quienes pretendes observar. No que seas como uno de ellos –ya saben que no lo eres- pero sí que te reconozcan, que te dejen observar. Y he pensado para reflexionar sobre las claves para entender la transversal y reconocida tarea de Antoni Batista en los libros, crónicas, seminarios, opiniones y proyectos audiovisuales –sí, en la imprescindible La Pelota Vasca de Medem había la mano de Batista- sobre el País Vasco en general y la violencia multilateral que la sociedad vasca ha sufrido los últimos cuarenta años en particular. Años y cerraduras de idas y venidas, de estancias, de cultivar y cuidar las fuentes, de participación en eventos culturales, gastronómicos y, evidentemente, políticos, han hecho de Batista un periodista-escritor-antropólogo de la cultura y sociedad vasca. Porque no basta con haber leído mucho sobre el tema, conocer a los actores y estar muy interesado. No hay bastante. Para entender una sociedad, y en el supuesto de que nos ocupa, una sociedad con un conflicto de violencia política incrustada que los ha atravesado hasta el espinazo, hay que saber que no es Nafarroa Euskadi Da, sino a la inversa, que los bilbaínos al Guggenheim le dicen la casita del Perro, que lo giputxis tienen como psicólogo un paseo en un día de lluvia y viento al Peine de los Vientos, que los vitorianos, por mucho Parlamento que tengan, no dejan de ser unos patateros, y que el ADN vasco no tiene tanto que ver con el número de apellidos impronunciables sino con la transparencia que consigues en la hora de cortar la Idiazábal, de cómo te relacionas con el tiempo, de cómo sufres en silencio, y sobre todo, de como cantas después de una buena comida en la sidrería, donde se debe ir, cuando toca, ni antes ni después.

En el mundo anglosajón profesionalizado no se permite escribir sobre libros de autores con quienes tienes algún vínculo directo o interpuesto. Y como mi partida de nacimiento queda lejos de Leicester y conozco a Antoni Batista, no me queda más remedio que advertir al lector que esto no es una reseña, ni siquiera una crítica. Es sencillamente, una recomendación. Sobre este libro, y ya puestos, también de los otros. En cuanto al caso que nos ocupa, a ETA y Nosotros descubriréis la historia de una relación entre dos sociedades que se ayudan y se aprecian más de lo que el tópico dice, explicada con una prosa trabajada, una mirada plural, un conocimiento profundo, y un método injertado de musicalidad y gastronomía, las otras claves que explican el éxito de un periodismo, y un autor, afortunadamente nada inocente.
.

Interacciones con los lectores

Newsletter

Responsable: Associació Institut Teoria i Praxi. NIF G-67544767. C. Rocafort 242 bis, 2º de 08029-Barcelona. Email: info@sobiranies.cat. Finalidad: Tramitar peticiones de los usuarios. Informar sobre el contenido de la página. Comercializar bienes y servicios. Legitimación: Propio consentimiento del usuario. Destinatarios: Associació Institut Teoria i Praxi y proveedores legitimados externos necesarios para el desarrollo de la actividad. Derechos: Acceder, Rectificar, suprimir y otros establecidos en la política de privacidad. Contactando con info@sobiranies.cat. Información adicional: Aquí se puede acceder a la política de privacidad.